Manifiesto

Como una de esas pequeñas plantas que descubrimos en lugares inesperados, una hierba que sale de la grieta y sobrevive, así nació Cruda. No se trata únicamente de zapatos, se trata de surgir, de creer, de tomar las decisiones correctas con la energía correcta. Cruda es intensa, valiente, que entiende y aprecia las diferencias, honesta, igual a esa planta que encontramos con asombro a través de una fisura, en la orilla de la acera, entre el concreto, como si cada una de sus partes estuviese conformada para resistir las inclemencias.